Streetfighter Dragon, más rara que el copon

suzuki gsx-r streetfighter dragonsuzuki gsx-r streetfighter dragon

Como digo en el título, una Suzuki GSX-R Streetfighter Dragon, más rara que el copón. Porque es rara rara raraaaaaa.

Empieza por sorprender el colín picudo y ese guardabarros tipo boca de pato. El escape es el más raro que he visto en mi vida. El frontal minimalista con una pequeña luces de neón cogidas en esa especie de cuña metálica.

Los puños metálicos (eso tiene que doler y todo) protegidos por esos collares “punketones”. Las estriberas con dragones plateados y adornadas por atrás con bombas de manos rojas.

Para rematar, ese yin-yan pintado en la tapadera del alternador. Una cabeza de dragón rojo pintado sobre un fondo de llamas sorprende bastante sobre el tanque.

Es una gran diferencia verla al comienzo de la transformación y el resultado final. Lo dicho, la moto es rara para reventar…